regalan gatos recien nacidos bogota

Esta cicatriz marca cruelmente el rostro deslumbrante y doloroso de la república venezolana.
Lo grave para mí, transeúnte perdido en aquellas calles, fue regalo bicicletta unieuro que después de reconstituido el silencio y apagados los estallidos de la luz, comenzaron a caer a mi alrededor toda clase de objetos indescriptibles.Los obreros son obligados militarmente a concurrir a sus labores.Oh primavera, devuélveme a mi pueblo!Hay gente para quedarse y para irse.Una vez llegado al poder, lejos de perseguir a los grupos fascistas nacionales e internacionales, ha perseguido con encono a los mismos grupos liberadores de que formara parte y esta conducta monstruosa ha llegado al límite, con el encarcelamiento y relegación de refugiados españoles, amigos.Pero también un organillo haciendo girar sus gruesos valses encima de las techumbres.El jefe de la policía norteamericana, Warren Robins, ha poblado al país de nuevos agentes del FBI destacándolos especialmente para dirigir la represión obrera en la zona del carbón.Qué lento me parecía el camino.Yo soy, una vez más, ese poeta.




Y serán leídas, alguna vez y más tarde, como leemos a nuestros clásicos sabrosos, Sarmiento, Mansilla, Pérez Rosales, con melancolía y deleite, envidiando hasta sus padecimientos.Esperamos, sin embargo, el mejor monumento a la gloria de Federico García Lorca: la liberación de España.Víctor Hugo, implacable fustigador de Napoleón III, desde su destierro de Guernesey; Víctor Hugo, el poeta inmenso y el patriota abnegado, fue también acusado de traición de parte de Napoleón el Pequeño y sus secuaces, que preparaban para Francia la humillación y la derrota.Parecía derrotada la razón bajo la demencia fría de los invasores y Vietnam, en una ofensiva extraordinaria, está cada vez más cerca de una victoria inmortal.Y así sólo serán llamados buenos los de derecho corazón, los no doblegados, los insumisos, los mejores.Asume de tal manera el gran disparate poético que nada le alimentacion para ganar masa muscular magra arredra y es difícil ir más allá en el absurdo:.Se hizo un arco el desenfreno de aquel cuadrúpedo erróneo.Nunca fue más grande el poder de la muerte y nunca tuvo el ser humano mayor conocimiento del peligro.En Ortiz, entre las casas muertas de aquel poblado que agonizaba, se ven llegar cadenas de presos políticos que atraviesan el silencio hacia otra dirección misteriosa, que era también la dirección de la muerte.Pero no se detuvo en este punto la inolvidable ceremonia.Fueron muchos los testimonios de adhesión que recibimos en estas dolorosas circunstancias.Matilde entró a las pequeñas olas tibias con los venezolanos.
En este continente, la sangre y la sombra sumergieron muchas veces la esperanza, parecían desangrados los pueblos, una ola de terror aniquiló los corazones: sin embargo, cantamos.


[L_RANDNUM-10-999]