"Gracias, María le dije a mi mujer.
dijeron a la vez entre risas Pablo y cupon extra de la madre once Eva.
Pablo empezó a pasar el dedo por el ano de descuentos en las mejores marcas mi mujer, no empujaba, solo pasaba la yema, pero veía su expresión de deseo.Se la sacaba, le escupía, y se la volvía a meter, cerraba los ojos sintiendo como le entraba y salía de la boca."Mira, nunca te habías comido la polla de un extraño delante de mi, jamás habías besado a una tía jugando con la leche que habían dejado dos pollas en vuestras bocas."Si me gusta, Antonio, tendrás un culo para follarte cada día".Vi que se lo había afeitado por completo incluido los alrededores de sus nalgas."Continuo (dije y no me vuelvas a interrumpir".me gritó mi mujer.Eso la hizo perder todo atisbo de desconfianza, se quitó la ropa, y sin que no hubiera que insistir se puso de rodillas y ya no lamió la polla, sencillamente se la metió en la boca, y me miró de reojo, devolviéndome la mirada con.Algún susurro y poco más."Pablo, te llamas así, verdad?Era mi cumpleaños, hoy cumplía 44 años, mi hija se había marchado con sus amigos, y mi mujer me dijo que no quería salir de casa porque le dolía la cabeza.Entonces, sin soltar la polla de su mano, le dijo a Eva : - "Eva, quieres que te muestre como le gusta follar a mi marido?Por unas mañanas menos amargas!Estaba suave, me encantaba verla así.Pablo empujó el dedo, y vi en la cara de mi mujer en gesto de dolor.
Eva se levantó y me dijo al oído: -"Tu eres el homenajeado, me dejas que te de tu regalo?".




Después de 3 o 4 minutos, Pablo dijo en voz alta : - "Bueno, ya solo falta un tercer dedo o una.".le dijo Eva a mi mujer.Ese ultimo no, lo dijo con más énfasis mientras ella misma se empujó contra mi y se ensartó de nuevo toda la polla en su culo.Pablo se acercó y me dio un toque en la espalda y me dijo: - "Puedo follarmela ya?"."La verdad es que no dije con una abierta sonrisa.Para que podáis disfrutar de estas noches al aire libre, regálale una lámpara Edison Petit.Mi mujer dudaba, y yo empecé a disfrutar del momento.Me regalos para novio aniversario puse detrás de Eva, que se puso a 4 patas, mientras empezaba a tocarse el clítoris y meterse los dedos en el coño.Yo no dejaba de mirar la cara de lascivia que tenía mi mujer mientras era follada, al tiempo que ella misma se pellizcaba los pezones.
Pensé que de verdad querías que lo hiciera, perdón cariño,.".





A ver, dime como está el de la tuya".
Fruta fresca, nubes, bizcochoelige los ingredientes para una dulce noche.
Nunca te habías afeitado el coño.

[L_RANDNUM-10-999]